Los Efectos del Tratado de Libre Comercio

diciembre 12, 2005
CATEGORIA: tratado de libre comercio,Perú

1

Es un curiosa característica de los tiempos que vivimos, las prolongadas y complicadas negociaciones en materia comercial. A pesar de los indudables costos de las mismas, todos los gobiernos del mundo, parecen involucrados en este complicado y muchas veces tedioso proceso. No escapa el Perú de esta tendencia tan generalizada El presidente Toledo y su ministro de Comercio, negocian o tienen la intención de hacerlo tratados comerciales con los principales socios comerciales del Perú: Estados Unidos, la Comunidad Económica europea, China, Chiles y otros países de América del Sur. Pero, ¿cuál es la extraña determinación que explica este misterioso ejercicio? Sin duda alguna, la globalización de las cuestiones económicas y el aumento en las presiones competitivas. Buscan, en efecto, los países, con estos arreglos comerciales, aumentar sus ventajas competitivas y aumentar el acceso de sus productos exportaciones a los distintos países del mundo. Sin embargo, no todos los arreglos comerciales que nuestros imaginativos gobernantes pueden proponer poseen la misma importancia o relevancia ya que no todos los mercados poseen las mismas dimensiones u ofrecen idénticas posibilidades de expansión. Crucial, sin duda alguna, parece el arreglo comercial que actualmente negocia nuestro gobierno con Estados Unidos.

Si el Perú y los Estados Unidos llegaran a ponerse de acuerdo y decidieran expresar esta concordia en un Tratado de Libre Comercio (TLC); sería una parte crucial de este arreglo comercial un cronograma preciso de rebaja de aranceles.El objetivo fundamental del mismo sería eliminar las barreras comerciales que dificultan el comercio bilateral y así aumentar el acceso tanto de los productos peruanos como el de los estadounidenses al mercado interno de los respectivos países. Tiene este descenso de aranceles una importancia vital para nuestra economía y, por esta razón, es indispensable comprender y describir sus distintos efectos. Pero, para discutir cuales pueden ser estos resulta indispensable describir con detalle los principales fases de la misma y la forma cómo esta de producirse sería ejecutada.

Podemos comenzar describiendo los beneficios que otorgaría Estados Unidos al Perú ya que éstos resultan más fáciles de explicar ya que este país, si se firmara y aprobara el Tratado de Libre Comercio, se comprometería a mantener los beneficios del ATPDEA. ¿En qué consistieron estas ventajas? En primer lugar, en una rebaja estimada en 9,87 por ciento de los impuestos que pagaban nuestros productos de exportación cuando ingresaban al mercado americano. Debe, sin embargo, interpretar con cuidado este que cifra y evitar la tentación de considerarla, por su monto reducido, poco importante y hasta irrelevante. Ello porque se trata de una guarismo promedio con una dispersión considerable. No cobraba, Estados Unidos, antes de otorgar a los países andinos los beneficios del ATPDEA, derechos arancelarios importantes a nuestros principales productos de exportación tradicional (metales, petróleo o productos pesqueros) y sí lo hacían eran las tasas bastante reducida ya que estos productos no competían con producción similar en Estados Unidos. Sin embargo, el gobierno estadounidense imponía aranceles considerables a los restantes productos peruanos de exportación. Los textiles peruanos, por ejemplo, pagan una tarifa superior al 30 por ciento y nuestros productos agroindustriales de exportación estaban sujetos a un gravamen de similar cuantía. En segundo lugar, Estados Unidos se compromete a relajar las barreras no arancelarias (cuotas o restricciones fito-sanitarias) que dificultaban la entrada de nuestro producto a su mercado.

Aunque estos beneficios parecen permanentes y, sin duda, uno de los factores esenciales que explican el actual “boom exportador”, es también importante entender que su efecto tenderá, por varias razones, tendera a disminuir en el tiempo. Ello es así ya que toda ventaja arancelaria es una ventaja relativa y se mantiene sólo si Estados Unidos no otorga a otros países una ventaja similar. Es, sin embargo, intención, del gobierno estadounidense, firmar un gran número de acuerdos comerciales. Este proceso producirá, sin duda alguna, una reducción de estímulo inicial, especialmente, si el Perú no ejecuta políticas que incrementen que produzcan un incremento en la competitividad de nuestros productos de exportación.

¿Cuáles son los compromisos en materia arancelaria del Perú si llegara a concretar el Tratado de libre comercio? El Perú parece haber ofrecido a los Estados Unidos un programa gradual de desgravación que consistiría de 4 listas: la lista A compuesta por todas las partidas de desgravación inmediata (3,221 partidas que representan el 46,12 por ciento del comercio) ;la lista B integrada por las partidas que se desgravarían en un plazo de cinco años ( 1807 partidas que totalizan el 25.87 por ciento del comercio); la lista C que contempla un plazo de 10 años ( 1710 partidas con el 24, 48 por ciento del total), y , la lista D de un plazo mayor a 10 años. (246 partidas, 3.52 por ciento del comercio)

El programa de desgravación ofrecido por el Perú provoca una caída lenta y pausada de los derechos arancelarios ya que busca minimizar los costos de la apertura comercial y proporcionar un tiempo prudencial a los sectores directamente afectados por el mismo. Si el Tratado de libre comercio se firmara a fines de este año y, en consecuencia, el programa comenzara a ejecutarse a partir del 2006, éste generaría la siguiente trayectoria temporal para los aranceles promedio: 2005, 7.98 por ciento; 2006, 5.72 por ciento; 2011, 4.47 por ciento; 2016, 1.41 por ciento y 2021, 0.01 por ciento. Para los años intermedios, podemos estimar los aranceles promedio por interpolación, de manera tal que el proceso de desgravación adquiera una tendencia continua.

Para entender a cabalidad el significado de estas cifras y estudiar el efecto de éstas sobre nuestra economía, es indispensable entender la lógica que parece haber guiado el diseño de la oferta peruana. Y, sólo podemos hacerlo si notamos que Estados Unidos es , en gran medida, una economía complementaría con la peruana : exporta productos de alta tecnología — bienes de capital, bienes intermedios o bienes durables de consumo– cuya inmediata desgravación no representa mayor problema para la Manufactura peruana ya que éstos , en su mayor parte, no se producen en el Perú e incluso podría ser beneficiosa pues al reducir los costos de producción, aumenta la competitividad de nuestras manufacturas. Hay, sin embargo, una lista de productos sensibles (listas C y D) cuya desgravación puede provocar problemas: productos agrícolas , insumos químicos, papel, etc.

En el cronograma, los bienes que no compiten con producción peruana son desgravados inmediatamente y aquellos que sí lo hacen en un plazo de 10 años. Esta estrategia intenta minimizar los problemas de ajuste que podría provocar la apertura comercial y así otorgar a las industrias afectadas un tiempo prudencial –diez años—para adaptarse a las nuevas condiciones económicas. En el corto plazo, esta asimetría temporal beneficia al Perú pero sólo si éste es capaz de poner en marcha programas y políticas que incrementen la competitividad de los industrias y sectores afectados.

El cuadro adjunto a continuación detalla para el período 2003-2022 la probable evolución del arancel promedio peruano :

El Programa de Desgravación

Arancel Promedio Ponderado

Arancel Promedio Ponderado

2003

7.98%

2013

3.90%

2004

7.98%

2014

3.37%

2005

7.98%

2015

2.60%

2006

5.72%

2016

1.41%

2007

5.05%

2017

0.80%

2008

4.85%

2018

0.42%

2009

4.73%

2019

0.20%

2010

4.63%

2020

0.11%

2011

4.47%

2021

0.01%

2012

4.26%

2022

0.01%

Fuente: Mincetur. Elaboración: Propia

2

Aunque la discusión nacional del Tratado de Libre Comercio Perú –USA no es sólo una cuestión de naturaleza técnica ya que posee también una indudable dimensión política; y, por esta razón, puede amargar , con relativa facilidad , los ánimos de los participantes y así nublar el más elemental sentido común. Quizás, podemos evitar esta característica predisposición y usual predisposición de nuestro espíritu si revisamos nuevamente la información con que contamos e incorporamos en la misma los nuevos elementos que a lo largo del año pasado han aparecido en el proceso de negociación de este importante acuerdo comercial.

Si bien el año pasado se discutieron en la prensa económica y en las reuniones especializadas, distintos cálculos que nos permitían precisar los efectos del acuerdo; sin embargo, la opinión pública no parece comprender a plenitud, a pesar de los esfuerzos de los autores, las inherentes limitaciones de estos cálculos y así toma como definitivo lo que no era más que una aproximación preliminar. Contribuye, sin duda alguna al proceso, la escasa difusión de lo discutido en la negociación y el escaso empeño del gobierno para refinar estos resultados. Pero, ¿cuáles son las principales limitaciones de estos cálculos? ¿Debemos rechazar estos números y proceder a negociar basados sólo en nuestros instintos más íntimos, primarias intuiciones que con frecuencia tienen sólo fundamento en la imagen arquetípica, idílica, e imaginaria del Paraíso Terrenal? Aunque hay circunstancias donde sólo podemos tener como alternativa este camino; por fortuna, no parece necesario tomar este camino tan arriesgado ya que, sin dificultad, podemos precisar estos los estimados iniciales. Pero, para hacerlo debemos comprender cuáles fueron los principales defectos de estos cálculos iniciales.

En mi opinión, hay dos defectos básicos. Se vincula el primero a la calidad de la información que obligó a los especialistas a calcular los efectos de un programa de desgravación drástico e inmediato ya que en ese momento no se conocía con precisión la trayectoria temporales de los programas de reducción de aranceles. Es el segundo defecto de una naturaleza metodológica y tiene que ver con el tipo de modelo usado para describir y calcular los efectos del nuevo proyecto de apertura comercial. En efecto, para evaluar el saldo neto del Tratado de Libre Comercio, se han utilizado modelos estáticos de equilibrio general. Si bien no hay nada malo con este procedimiento y de hecho éstos son los instrumentos que usualmente se usan para obtener el balance de beneficios de una negociación comercial, aparece un problema cuando interpretamos los resultados.

¿Cuál puede ser el efecto de este nuevo proyecto de apertura comercial? ¿Aumentará la producción y la competitividad de nuestra producción? ¿Cómo puede responder el empleo y los ingresos promedio de la población? En principio, el resultado es ambiguo porque depende de la energía de la repuesta de los exportadores y de la capacidad de nuestras empresas para competir con los productos estadounidenses. Afecta, también, el proceso la asimetría temporal de las propuestas ya que Estados Unidos al mantener los beneficios del ATPDEA, ofrece en la práctica una desgravación inmediata mientras que la oferta peruana es gradual y distribuida en un plazo de diez años. Por ejemplo, ¿qué quiere decir un economista al decirnos que el Tratado de libre Comercio podría provocar un leve aumento en el Producto Interno y un efecto marginal en el empleo? No quiere decir que éste sea el resultado que se produciría si llegara a firmarse el Tratado Comercial sino que, después de un plazo prudencial – por ejemplo diez o veinte años—éste sería finalmente el resultado. Por esta razón, esta intentando implícitamente comparando dos trayectorias temporales alternativas de las variables económicas y nos dice, en realidad, el resultado que la trayectoria temporal que podría tomar nuestra producción si el Perú firmara el Tratado de Libre Comercio , pasado un período de ajuste, sería mayor que si no lo hace.

Desafortunadamente, no puedo continuar discutiendo estas cuestiones tan sutiles y con esperanza, ingenua pensaran muchos, que haya sido claro intentaré resumir los resultados de nuevos cálculos sobre los efectos comerciales del Tratado de Libre Comercio Perú-USA (TLC.). Y, lo hago porque los nuevos resultados nos permiten contar con una imagen más precisa de los probables efectos y pueden contribuir, por esta razón, a una mejor comprensión de lo que podemos esperar si llegáramos a con concluir con éxito la negociación con los Estados Unidos.

Es conveniente empezar la exposición describiendo los probables resultados sobre el Producto Interno y luego detallar los efectos sobre las otras variables económicas. Resumimos los resultados en la tabla que adjuntamos a continuación:

Efectos del Tratado de Libre Comercio sobre el PBI y el Consumo

(Cifras en dólares corrientes; 2003-2025)

Sin TLC

Con TLC

PBI

Cons. Priv.

PBI

Cons. Priv.

2003

60,150.22

43,182.16

60,981.66

43,779.05

2004

66,139.47

46,446.53

66,982.70

47,038.68

2005

72,072.32

49,801.62

72,939.83

50,401.05

2006

78,686.73

53,143.38

79,182.67

53,478.33

2007

82,583.57

56,506.43

82,949.22

56,756.62

2008

85,893.54

59,735.15

86,237.02

59,974.02

2009

95,065.45

66,360.28

95,368.10

66,571.55

2010

105,491.59

72,082.79

105,631.11

72,178.12

2011

116,225.69

77,056.03

116,273.80

77,087.92

2012

128,602.18

87,342.97

128,568.10

87,319.82

2013

137,622.60

95,640.05

137,567.14

95,601.51

2014

144,833.62

100,347.89

144,750.61

100,290.38

2015

159,171.35

108,373.22

158,747.77

108,084.82

2016

180,668.97

119,321.44

179,310.73

118,424.40

2017

196,847.95

130,618.35

194,769.98

129,239.52

2018

209,044.42

143,900.82

207,297.95

142,698.59

2019

228,012.48

156,410.68

225,773.91

154,875.08

2020

245,252.87

165,349.18

242,751.73

163,662.92

2021

267,030.74

174,580.77

264,520.89

172,939.86

2022

288,416.42

188,682.96

284,777.92

186,302.64

2023

312,839.46

210,516.02

308,885.29

207,855.17

2024

342,857.59

229,046.87

338,427.66

226,087.44

2025

369,951.84

245,162.16

366,234.93

242,699.01

Aunque, por razones, obvias no puedo explicar con detalle el procedimiento usado para obtener estos resultados[1]. Sin embargo, me gustaría, antes de terminar, explicar algunos aspectos importantes de la misma. En primer lugar, es importante notar que hemos las cifras para el PBI y el Consumo están expresadas en dólares corrientes y no, como es costumbre, en dólares constante. Esta es la razón básica que explica la discrepancia entre los resultados oficiales y los contenidos en la tabla. En segundo lugar, las cifras empiezan a detallar el impacto del TLC a partir del 2003 y no a partir del 2006. Ello es así porque por razones metodológicas es conveniente considerar el ATPDEA como la primera etapa del TLC. Tiene la tabla dos secciones. La primera indica las trayectorias lo que puede ocurrir con la producción nacional y el Consumo si el Perú no hubiera recibido los beneficios del ATPDEA ni firmara el ATPDEA. La segunda precisa que ocurría con ambas trayectorias con el ATPDEA y la firma del ATPDEA. La diferencia entre las cifras de ambos secciones nos permite calcular el efecto del TLC.

Si el lector examina estas cifras con detalle puede con facilidad apreciar un resultado importante de la simulación y esta es la posibilidad que las trayectorias del PBI puedan, en efecto, cruzarse después de un plazo bien determinado. Podemos, en efecto, apreciar con claridad que inicialmente el Tratado de Libre Comercio determina beneficia al Perú pero que este beneficio disminuye en el tiempo. Este resultado se explica por la asimetría temporal en los programas de reducción arancelarias y por que el modelo todavía no toma en cuenta el efecto de los programas que permitan aumentar la competitividad internacional de la población. Este resultado es importante ya que con claridad nos indica que si estos no son definidos y ejecutados con energía en el próximo quinquenio, la firma del TLC podría afectar adversamente el Producto Bruto Interno. Con ello el tratado podría convertirse en un costo y no en un beneficio para el desarrollo de la producción en el Perú.

Termino indicando que presentaré en las próximas semanas lo que puede ocurrir con el empleo si el Perú firma en el Tratado de Libre Comercio. .


[1] Puede el lector que desee más detalles usar el Internet encontrar en la siguiente dirección http://bseminario.blogspot.com/ indicaciones para obtener un documento preliminar que explica con detalle el procedimiento usado para obtener los números. Los resultados, sin embargo, tienen sólo un carácter preliminar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: